La ira no siempre es una emoción negativa, siempre que pueda ser gestionada de manera apropiada. La ira tiene un propósito, no es un problema. El problema es cuando alguien está fuera de control y no sabe gestionarla adecuadamente, recurriendo incluso a comportamientos agresivos y la violencia.

La ira es una respuesta natural a las amenazas percibidas. Es una emoción que percibimos que despierta una reacción en el cerebro y que desencadena una reacción en el cuerpo, para liberar adrenalina, preparar los músculos para un respuesta, aumentando la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Estar enojado o enfadado es una sensación natural del ser humano y puede ayudar a la persona a compartir sus preocupaciones, motivarla a hacer algo diferente o positivo. La clave está en gestionar la ira de una manera saludable.

Si usted se enoja a menudo y nota que no está en control de su vida, dejándole en una posición de frustración personal y desaliento, mi tratamiento de la ira puede ayudarle a conocer cuales son los desencadenantes de sus reacciones y conocer herramientas para su gestión adecuada y saludable.

Para más información sobre mi tratamiento y gestión adecuada de la ira y la agresividad, llámeme de manera gratuita o rellene el formulario de contacto.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted