De repente te encuentras totalmente desorientada, no sabes qué es lo que ibas a hacer y ni siquiera recuerdas lo que estabas haciendo. Simplemente te encuentras ahí, parada y paralizada sin saber qué es lo que tienes que hacer ahora. Esta situación es uno de los episodios más angustiosos por lo que puede pasar una persona y puede tratarse de un síntoma de depresión.

En cualquier caso, en el momento en que sufras un episodio de confusión, es necesario que acudas al médico para descartar cualquier problema neurológico o enfermedad importante. Pero si llevas un tiempo decaída, te sientes triste y con ganas de llorar, lo más probable es que esa confusión venga motivada por la depresión.


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted